Los cuentos de Palmita os abren las puertas a este hermoso lugar.

«Viajero que llegas hasta nuestros lados,

párate un momento, no pases de largo.

La arena está ardiendo, te vas a cansar,

y de aquí está lejos a cualquier lugar.

Entra con franqueza que un placer nos das,

es ley de «esta casa» la hospitalidad.»

Rómulo Gómez